Caso de éxito de un negocio digital

Todos/as sabemos que el mundo digital ha evolucionado hasta niveles inimaginables para ciertas generaciones. Hoy en día, nos parece de lo más normal que todos los negocios tengan servicios online, incluso, en algunos casos, si no encontramos información en las redes sociales de dicho negocio o en su página web, tenemos la sensación de que ese negocio no existe. Además, creo que las generaciones venideras ni se plantearán el hecho de no tener presencia en Internet.

A raíz de la crisis sanitaria originada por la pandemia del coronavirus, muchos negocios se han visto obligados a tener más presencia en la red, y los que no la necesitaban han tenido que reinventarse y evolucionar para que su negocio no cayera en el olvido durante el confinamiento. 

En muchos otros casos, la pandemia ha dado el empujoncito que necesitaban los emprendedores para el lanzamiento de su negocio. Y, precisamente, es el caso de Kirsten van Harten y su desarrollo online de su negocio de catas de vino, del que quiero hablar hoy.

Oportunidad durante el confinamiento

La neerlandesa Kirsten van Harten, tenía un trabajo estable relacionado con servicios financieros, pero cuando llegó la pandemia de la Covid-19 perdió dicho trabajo. En ese momento vio la oportunidad de dedicarse por completo a su segundo trabajo: ofrecer catas de vino en los alrededores de Rotterdam. 

Al no poder realizar degustaciones en persona, trasladó el negocio a Internet. El objetivo y la visión de Kirsten con su negocio Hart voor Wijn, es hacer que la cata de vinos sea atmosférica, educativa y accesible y transformar digitalmente la industria del sector. Se dio cuenta de que existe una comunidad de gente joven interesada en el vino, pero que quiere una forma divertida y fácil de aprender más. Por ello, dio un paso más en su negocio.

Plan de acción de Kirsten van Harten

caso de exito emprendimiento digital

Para llevar a cabo su plan de digitalizar su negocio de cata de vinos, acudió a Facebook e Instagram. Según dice ella: “Facebook es mi canal para llegar a esa comunidad y me ha facilitado la orientación a mi audiencia”. 

La situación de la pandemia la obligó, en cierto modo, a ser más creativa. Después de la solicitud de un cliente, tuvo la idea de vender cajas de vino de seis botellas, con vídeos de degustaciones para ver desde casa. Esto se hizo muy popular, ya ha vendido más de 200 cajas y sigue recibiendo reservas para sus cursos online. También ha escrito un libro en formato digital gratuito, para que los clientes aprendan más sobre vino. 

Cuando observó que todos los clientes encontraron su negocio a través de Facebook e Instagram, comenzó a usar los anuncios de Facebook para generar más tráfico a su página web y promocionar su negocio. El resultado fue un aumento del tráfico en su web de un 70%, con el consecuente aumento de los ingresos en un 50%.

Gracias a que Kirsten van Harten decidió saltar al mundo digital, ha consolidado su marca personal (branding) y no es de extrañar que los clientes aprecien especialmente el toque personal que reciben en las videollamadas.

El momento es ahora

A pesar de los grandes avances de los negocios en Internet, todavía nos sigue dando miedo emprender digitalmente. Pero piensa que, ¡si nunca te lanzas, nunca sabrás hasta dónde puedes llegar!

En The Soul Designs podemos ayudarte a dar el salto digital, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros para darle alas a tu idea y llevar tu negocio a lo más alto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te vayas...

¡Sin suscribirte a nuestra newsletter!